Las alegrías compartidas siempre saben mejor

Cuando empezamos esta aventura, en la que nos encontrábamos relativamente solitos de compañeros de viaje (si, vosotros habéis estado desde el momento 0, desde el minuto 1 del curso), debido a la necesidad de conocer gente e historias en nuestra misma situación, decidí crear algún sitio donde poder juntarnos unas cuantas “familias en espera” de manera virtual.

Gracias  a otras referencias de internet y gente a la que hemos conocido virtualmente que ya ha pasado por nuestro proceso, creé un grupo  de Whatsapp para familias en espera adoptantes en Vietnam.  He de decir que en poquitos días ese grupo fue creciendo y creciendo, y que un grupo en el que solo empezamos 3 personas, en poco más de un mes hoy cuenta con 50,  que se corresponden con más de 30-40 familias esperantes, en distintos estados de este largo pero a la vez muy ilusionante camino que nos lleva hacia nuestros hijos.

Dentro de este grupo, que bajo mi punto de vista se ha convertido en un acierto, hay familias esperando para tener su certificado de idoneidad; otras a la espera de firmar con la ECAI; algunas esperando una preasignación que se hace de rogar; otros ya hemos tenido esa preasignación y hemos visto la cara de nuestr@s hij@s y contamos los meses, las semanas y los días para poder encontrarnos con ellos, deseando cada día tener alguna nueva noticia, foto o video que nos pueda llegar de ellos; y una pareja que ya tiene su asignación oficial y están a la espera del día concreto que tienen que viajar para por fin cumplir sus sueños y que seguro que es en muy poquitos días.

Como ya he comentado, este grupo existe desde hace poco más de un mes, y como dice el titulo de esta entrada, las alegrías compartidas siempre saben mejor. Hasta ahora en este grupo ha habido dos noticias con las que, estoy seguro todos y cada uno de los integrantes del mismo, nos hemos alegrado, emocionado, llorado y llenado de esperanza, una ha sido la de la asignación oficial de la que hablaba en el anterior párrafo, será el primer niño en llegar de todos los padres que estamos en el grupo, y por tanto casi casi nos convierte a todos  en tíos virtuales del pequeño, la otra ha sido una preasignación muy esperada,  que llego ayer mismo, y que también entró con la misma fuerza y alegría al corazón de todos.

Estas dos alegrías compartidas, solo son el principio de tantas que vendrán en los próximos meses. Una vez que las familias se reúnan con sus hijos, me imagino que la gente ira saliendo del grupo. Yo humildemente espero que sea un grupo vivo y que nuevas familias se incorporen a él con el paso del tiempo para de nuevo dar el relevo a otras nuevas familias.

Por lo tanto, si has llegado hasta aquí y estas a la espera de reunirte con tu hijo nacido en Vietnam, y quieres integrarte en este fantástico grupo de gente que charlamos, compartimos inquietudes y sobre todo alegrías a través de Whastapp puedes enviarme un email a martinezsanti@gmail.com con tu numero de teléfono y exponiéndonos un poco tu situación para que te añada al grupo o rellenando el siguiente formulario:

Aita

Una respuesta a “Las alegrías compartidas siempre saben mejor”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *